Patologías de las piernas

 

Tendinopatías del rotuliano y cuadricipital

¿Qué es?

Dolor en el tendón rotuliano. “Rodilla del saltador”.

¿Qué posible origen tiene?

Puede deberse a traumatismos, problemas degenerativos como artrosis, desequilibrio muscular de la rodilla o diversas prácticas deportivas como baloncesto, squash, esgrima.

¿Cómo la tratamos?

Crioterapia (frío), descarga del tendón y de la musculatura del cuádriceps, ejercicios excéntricos, movilización, ondas de choque o EPI.

Rotura muscular

¿Qué es?

Se trata de la escisión o ruptura de las pequeñas fibras que forman el músculo. Dependiendo del número de fibras afectadas hablaremos de microrrotura o rotura muscular grado I, rotura parcial o grado II y rotura completa o grado III.

¿Qué posible origen tiene?

Sobrecargas musculares, debilidad muscular, traumatismo durante la práctica de deporte o vida diaria, desequilibrio entre los diferentes grupos musculares, debilidad unión miotendinosa, fractura ósea abierta, realización de gestos explosivos, con cambios súbitos de dirección o peso.

¿Cómo la tratamos?

Mediante terapia manual de descarga, drenaje, terapia invasiva (EPI), ondas de choque, diatermia y la realización de un programa de readaptación funcional cuyo objetivo será el fortalecimiento de la musculatura lesionada y la prevención de futuras lesiones del mismo tipo.

Condromalacia rotuliana

¿Qué es?

Es una lesión degenerativa que afecta al cartílago de la superficie articular de la rótula.

¿Qué posible origen tiene?

En personas jóvenes y adultos responde más bien a procesos de sobrecarga o sobrepresión de la rodilla debido al crecimiento, tensiones musculares, mientras que en las personas mayores suelen ser las patologías degenerativas, como la artrosis, las causantes de la degeneración del cartílago articular.

¿Cómo la tratamos?

Mediante técnicas osteopáticas, técnicas de masoterapia de la musculatura de la rodilla y estiramiento de las mismas así como técnicas de liberación miofascial el tejido. en fases más avanzadas introduciremos la readaptación funcional para mejora de la propiocepción y el equilibrio.

Tendinopatía de Aquiles

¿Qué es?

Inflamación del tendón de Aquiles.

¿Qué posible origen tiene?

Debido a la práctica deportiva, la pisada, sobrecarga del gemelo/sóleo, etc.

¿Cómo la tratamos?

Mediante ondas de choque, EPI, descarga muscular, movilización del pie, liberación de las articulaciones del pie, estiramientos, crioterapia y ejercicios excéntricos.

Tendinitis

¿Qué es?

Consiste en la inflamación del tendón que cursa con dolor y limitación de la movilidad.

¿Qué posible origen tiene?

Puede ser debida a diversas causas como son: la edad, artrosis, herencia genética, alteraciones metabólicas, traumatismos directos, mal gesto e incluso la repetición continua de un mismo movimiento.

¿Cómo la tratamos?

Tenemos un sin fin de posibilidades de tratamiento para dicha patología. Primero se realizaría una valoración del tendón a través del ecógrafo y posteriormente según el diagnóstico trabajaríamos la lesión. Mediante punción seca, EPI, ondas de choque, cyriax, vendaje neuromuscular, manipulaciones articulares, músculo energía, ejercicios neurodinámicos, correcciones posturales, etc.

Tendinosis

¿Qué es?

Es una tendinitis cronificada avascular por disminución de riego sanguíneo en la zona lo que conlleva un mayor riesgo de rotura del tendón.

¿Qué posible origen tiene?

Se suele producir por una tendinitis mal curada o no tratada y que degenera. También es común en personas que solicitan el tendón en un mismo movimiento repetido y mantenido en el tiempo.

¿Cómo la tratamos?

Esta lesión la tratamos mediante la aplicación de Ondas de choque y diatermia regeneradora. También utilizamos las técnicas osteopáticas de movilización del tejido y estiramiento de la región afectada.

Recuperación del ligamento cruzado anterior

¿Qué es?

El ligamento cruzado anterior es un ligamento que controla el movimiento de la rodilla hacia atrás y hacia delante. Su rotura implica la desestabilización de rodilla.

¿Qué posible origen tiene?

Cambiar rápidamente de dirección, desacelerando mientras se corre, aterrizando incorrectamente de un salto, por contacto directo o colisión, como un placaje del fútbol americano, o un golpe directo bajo la rodilla.

¿Cómo la tratamos?

Mediante trabajo conjunto de fisioterapia y readaptación. Fisioterapia para descargar y relajar la musculatura, cyriax en la cicatriz y diatermia regeneradora así como arreglar cualquier desequilibrio muscular o articular producido en la pelvis o zona lumbar debido al proceso de inmovilización y de deambular con las muletas. La readaptación para trabajar movilidad de rodilla, ganancia de tono muscular, fortalecimiento de determinados músculos y trabajo e propiocepción y equilibrio.

Síndrome femoropatelar

¿Qué es?

Síndrome de hiperpresión rotuliana externa o condromalacia rotuliana externa.

¿Qué posible origen tiene?

Rodilla en valgo, pronación del pie, rotación interna fémur, rotación externa tibial, trauma directo o indirecto, atrofia musculatura del cuádriceps, retracción de la cintilla iliotibial y bíceps femoral.

¿Cómo lo tratamos?

Equilibrando la musculatura mediante ejercicios y terapia manual como masoterapia, manipulaciones y músculo energía. Diatermia.

Lesiones meniscales

¿Qué es?

Inflamación, fisura o rotura del menisco.

¿Qué posible origen tiene?

Origen biomecánico, edad, práctica deportiva, bioquímico o traumatismo directo.

¿Cómo lo tratamos?

En el caso de rotura total la solución sería quirúrgica. En los demás casos podríamos optar por el tratamiento fisioterápico mediante: crioterapia, reposo relativo, movilidad pasiva y trabajar el tono de la musculatura de la rodilla.

Recuperación de fracturas

¿Qué es?

Es un proceso por el cual devolvemos a la estructura afecta (hueso) y músculo que lo envuelve la elasticidad y las propiedades naturales de dichos tejidos.

¿Qué posible origen tiene?

Se puede producir por traumatismo directo: caída o golpe directo sobre un hueso, de manera espontánea: desmineralización por artrosis, por sobreesfuerzo o fatiga: rotura por repetición de un impacto sobre hueso. En niños existe la terminología de “fractura en tallo verde”, no es una fractura completa ni limpia si no un “desgarro” del hueso que simula la ruptura de un tallo verde.

¿Cómo lo tratamos?

En cuanto al tratamiento del edema y la hemorragia, técnicas como la aplicación de diatermia drenante, vendaje compresivo con efecto deplectivo, masoterapia, vendaje neuromuscular con efecto de drenaje,drenaje linfático manual También tendremos que tener en cuenta que, después del tiempo de inmovilización que tendrá el paciente, habrá que trabajar las secuelas. A nivel muscular, habrá una atrofia y disminución del tono muscular por la inactividad, por lo que tendremos que hacer un trabajo de recuperación progresiva, trabajando al principio con contracciones isométricas (estáticas), pasando luego a contracciones concéntricas y excéntricas.

A nivel articular y tisular, debido a la inmovilización habrá rigidez, limitación de movimiento, y restricciones fasciales. Por ello, habrá que trabajar la movilidad de los componentes cápsulo-ligamentosos, mejorar la flexibilidad de los tejidos, con lo que mejorará también su vascularización e irrigación. Una vez existe movimiento y capacidad en el paciente, se debe hacer un trabajo de readaptación funcional al paciente. Trabajando movilidad, propiocepción, equilibrio.

Esguinces de rodilla o tobillo

¿Qué es?

Distensión o elongación del ligamento que genera dolor a la movilidad.

¿Qué posible origen tiene?

Caída o tropezón que conlleva torcedura de una articulaciónn movimiento brusco o intempestivo no controlado, esguince anterior mal curado, mala pìsada o llevar un zapato inadecuado.

¿Cómo lo tratamos?

El tratamiento consistirá en crioterapia, cyriax, ondas de choque o EPI (si se creen necesarias), movilización, masoterapia, manipulación de las estructuras implicadas, vendajes neuromusculares y ejercicios propioceptivos.

Prótesis de rodilla

¿Qué es?

Consiste en la sustitución parcial o total de la articulación, conllevando rigidez de la zona, hipotonía muscular por la falta de movilidad y aparición de posibles adherencias de la cicatriz.

¿Qué posible origen tiene?

Osteoartritis, artritis reumatoide, gota, displasia ósea (deformidad de la rodilla), necrosis avascular (muerte de tejido óseo por falta de riego sanguíneo), traumatismos.

¿Cómo la tratamos?

Después del tratamiento conservador realizado por el médico pasaremos a realizar movilidad de la articulación afectada, trabajo de la cicatriz mediante cyriax para evitar la aparición de adherencias, fortalecimiento de la musculatura hipotónica así como descarga de la musculatura rígida y estiramiento muscular en los distintos planos de movimiento.

Fascitis plantar

¿Qué es?

La fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón. Esta condición ocurre cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar a lo largo de la parte inferior del pie provoca desgarros en los tejidos, y esto produce dolor e inflamación.

¿Qué posible origen tiene?

Por una sobrecarga debido a la actividad laboral o física realizada, retracción del tendón de aquiles, mecánica del pie (mal apoyo, pie plano, pie cavo), calzado incorrecto o defectuoso, enfermedades tales como la artritis o la diabetes.

¿Cómo la tratamos?

mediante la relajación de la fascia plantar, la aplicación de ondas de choque o EPI (electrolisis percutánea intratisular), diatermia drenante, movilidad pasiva de zona del retropié, descarga de gemelos, movilidad activa del tobillo.

Espolón calcáneo

¿Qué es?

Es una formación ósea en el talón que cursa con dolor al apoyo del pie.

¿Qué posible origen tiene?

La edad. El envejecimiento conlleva a la aparición de distintas alteraciones. El sobrepeso. El exceso de peso produce más presión en la bóveda plantar, generando distensiones continuas de la fascia plantar. Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, gota) que favorecen el acúmulo de sustancias. Problemas posturales (como el pie plano, calzado inadecuado o alteraciones de la marcha). Aumento de la actividad física. Muchos atletas, debido a la actividad repetitiva, produce esta alteración.

¿Cómo la tratamos?

Mediante estiramientos, masajes y movilizaciones del sistema nervioso. Inclusive, el uso de ondas de choque para romper el espolón y mejorar la circulación de la zona, así como la diatermia como terapia drenante y regeneradora de tejido.