Diferencias entre contractura y rotura muscular

¿Qué es un esguince grado 1, 2 y 3?
16 julio, 2018
¿Qué ocurre cuando nos cruje la espalda?
30 julio, 2018

Un desgarro del músculo siempre produce un contractura, por lo que existen determinados síntomas que se pueden crear confunsión. A continuación, te explicamos un poquito como poder diferenciarlos

Rotura muscular

La ecografía o la resonancia magnética son formas de saber si nos encontramos ante una rotura. Existen síntomas que pueden orientarnos aunque siempre es una buena idea confirmar con las pruebas de imagen que en ocasiones son la única forma de estar seguros.

  • Inicia con un pinchazo brusco durante el ejercicio. Cuanto más repentina la aparición y más limitante, mayor es la posibilidad de que nos encontremos ante una rotura.
  • Si la sensación de dolor y la incapacidad de continuar con el ejercicio es fuerte y evidente podemos sospechar que es una rotura en lugar de una contractura.
  • La aparición de un hematoma días después también es síntoma de rotura muscular. Hay casos en que puede que no apreciemos el hematoma, bien porque la rotura sea muy pequeña o porque se produzca a un nivel muy profundo del músculo. Una contractura nunca nos generará un hematoma.
  • Por norma general una rotura no cicatriza antes de 20 días, dependerá de las características intrínsecas del músculo, del grado de la rotura, de la edad, etc.

Es interesante conocer cómo de grave es la rotura para así poder estimar un tiempo de recuperación ya que podemos encontrar casos que ronden el mes y medio.

Contractura muscular

En este caso, notaremos una tensión mantenida del músculo que genera dolor.

  • Recuperación en menor tiempo que la rotura, en pocos días debe haber mejoría.
  • No vamos a encontrar hematoma.
  • Según el caso, cuando estamos ante una contractura no tenemos una sensación de que es tan grave como cuando se ha tenido una rotura, al no ser por norma general un inicio brusco se podría continuar con el ejercicio a pesar del dolor siempre y cuando sea leve.
  • Debemos tener en cuenta que si no damos el reposo y tratamiento adecuado, una contractura puede ser el paso previo a una rotura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *