Estudio de la pisada y readaptación a medida

Tendinitis del hombro. Definición, síntomas y causas.
3 septiembre, 2018
Uso de antiinflamatorios, analgésicos y corticoides para el dolor 
18 septiembre, 2018

El estudio consiste en analizar el pie tanto en posición estática y dinámica. Para así poder de esta manera analizar y ver cómo el pie se relaciona con posibles lesiones en otras partes del cuerpo (rodilla, cadera, columna). Por tanto, este estudio está encaminado a evitar o reducir ciertos problemas médicos, como pueden ser esguinces, tendinitis, sobrecargas musculares, basculaciones pélvicas, lesiones de columna, etcétera.

El estudio biomecánico cuenta con diferentes fases que completarán el análisis global de la pisada. En primer lugar, el especialista hace una exploración articular y muscular con el paciente tumbado en la camilla. Con el objetivo de ver cómo es el estado físico del paciente de una manera rápida.

¿Cómo se realiza?

Para poder realizar dicho estudio se emplea una plataforma de presiones. Dicha plataforma posee una interfaz muy intuitiva con la que se estudia con mayor detalle la podometría y los diferentes estudios de la biomecánica de la marcha en todas sus fases. Con ella realizaremos un doble análisis:

  • Análisis estático de la postura y de la huella del pie. El paciente permanecerá de pie durante unos segundos encima de la plataforma que está conectada a un ordenador. Dicha plataforma hará un escaneado y lectura del pie y mandará la imagen a una pantalla de ordenador donde podrá ser estudiada por el especialista. Así se conocerá también el reparto del peso del cuerpo en cada uno de los pies cuando se está en esa postura, tipo de pie, aparición de falanges, medio pié para llegar al motivo de las molestias.
  • Análisis dinámico de la postura y de la huella del pie. El paciente deberá caminar encima de la plataforma de presiones. Toda la información será registrada de nuevo por el ordenador y de ella se sacará la funcionalidad de la marcha, el cómo utiliza sus partes del pie y si son adecuadas.

Con toda esta información, el especialista emitirá un informe en el que te familiarice con los procesos de reconocimiento de tu pisada: verificación del diagnóstico postural y dinámico, con ellos se realiza un plan de readaptación para que su posición estática y dinámica consigan mejorar mediante los ejercicios individualizados según la valoración realizada, la cual se volverá a realizar cuando el profesional lo vea oportuno.

Para ello se necesita un compromiso total del paciente, ya que no existe un tiempo estimado de “corrección total’’ pero si una mejora si los ejercicios son realizados por el paciente correctamente. Si no existe una mejora en el tiempo establecido por el profesional se llegaría a la realización de unas sencillas plantillas que serán elaboradas en talleres de ortopedia basándose en los resultados del estudio biomecánico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *